La distribuidora farmacéutica líder
en la Patagonia argentina

Leer mas

La Empresa

Droguería Sur


Es una droguería integral, de capitales independientes, fundada en el año 1970 en la ciudad de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires.

Con flota propia y su planta automatizada de 7000m2 ubicada en el corazón céntrico de la ciudad, abastece diariamente a 7 provincias: Buenos Aires, La Pampa, Neuquén, Rio Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

La empresa, cuenta con un staff de más de 200 empleados quienes hacen posible que cada día, los 870 clientes activos de la droguería, reciban sus pedidos.

Con la misión de brindar el mejor servicio, se distribuyen mensualmente más de 2.000.000 de unidades, recorriendo aproximadamente 163.000 kilómetros, lo que equivale a 5 vueltas al mundo.

Integralidad:

Drogueria Sur SA es una distribuidora integral que comercializa todos los productos existentes en el mercado, ya sean ambulatorios, otc, tratamientos especiales, oncología, perfumería, accesorios, etc.

Identificación con las marcas y comercialización legitima:

Drogueria Sur S.A sólo comercializa productos de laboratorios de reconocidas marcas existentes en el mercado, garantizando la autenticidad de sus productos, por adquirirlos exclusivamente de su productor original.

Habiendo sido precursora de la implementación de trazabilidad, Droguería Sur S.A pregona el riguroso y estricto seguimiento de la mercadería, desde su productor hasta el punto de venta.

Competencia leal e igualdad de oportunidades:

Drogueria Sur SA, participa del criterio de igualdad de oportunidades y no genera acciones comerciales que perjudiquen la libre competencia o incidan en el mejoramiento de unos en perjuicio de otros.

Compromiso real con el ambiente:

Drogueria Sur SA es una empresa que mantiene una política constante en defensa de la conservación y preservación del medio ambiente, asumiendo como principio de responsabilidad empresaria la divulgación de toda agresión a los recursos no renovables y al ambiente en si, participando en la cultura y toma de conciencia de toda la población.

Servicios

Servicios para la comunidad Sur:

• Atención personalizada permanente de toda nuestra cartera de clientes.

• Asesoramiento sobre compras iniciales y mantenimiento de niveles óptimos de stock.

• Acreditación directa en cuenta corriente de las ventas con tarjetas de crédito.

• Servicio de operadoras para toma de pedidos.

• Servicio de asesoramiento exclusivo de Patagonia Med para compra ofertas y tranfers.

• Publicación mensual de revista con contenido de ofertas y novedades de interés general.

• Servicio diario de entrega de pedidos.


Beneficios

Beneficios para la comunidad Sur:

• Atención personalizada todo el año.

• Contacto permanente con nuestra fuerza de ventas.

• Visitas personalizadas de manera constante.

• Acceso a las mejores condiciones de plazos y descuentos.

• Acceso al stock más amplio y surtido de la Patagonia argentina.

• Entregas diarias de pedidos a más de 120 localidades en el sur del país.

• Acceso digital a la revista mensual que contiene ofertas vigentes, temas de interés y actualizaciones de precios.

• Amplio horario de atención.

Novedades

Noticias Farmacéuticas y de Medio Ambiente.

Malos ejemplos: dos cadenas dominan casi el 90% del mercado de medicamentos del Perú

06/10/17


Desde el año pasado el mercado peruano quedó en manos de dos grandes firmas, una tendencia continental que alerta a los sectores independientes. En el caso del país andino, Inkafarma (52,6 por ciento) y Milfarma (36 por ciento) son los grandes jugadores del sector. La consecuencia: una multa millonaria a los pocos meses por la colusión del precio de varios medicamentos.


En abril de 2016, la cadena de farmacias Milfarma se quedó con Boticas Arcángel, y se volvió la cadenera más poderosa de Perú. Junto con Inkafarma, la firma se quedó con el control de la venta minorita de medicamentos, y profundizó la concentración que vive el país andino, una tendencia regional que parece no detenerse. Pocos meses después, las dos empresas fueron sancionadas por colusión de precios de tratamientos lo que marca los peligros de dejar en pocas manos la dispensa de tratamientos. Como sucedió en Chile, el mercado más concentrado del mundo, en el Perú las cadenas barrieron a los mostradores independientes, y pese a las promesas del gobierno y el Congreso de tomar medidas que protejan al sector minorista, por el momento no se articulan las barreras que contengan la avalancha de las cadenas.

A principios del año pasado, el grupo Quicorp, dueño de las marcas Mifarma, BTL y Fasa (que opera farmacias Ahumada), compró al grupo de farmacias Arcángel, lo que posicionó a este grupo en el mercado peruano, y lo acercó al liderazgo en el sector, ejercido por el momento por Inkafarma. En estos momentos estos dos grandes grupos tienen casi el 90 por ciento del mercado. Los datos ubican a Inkafarma con el 52,6 por ciento de la participación, contra el 36 del nuevo grupo de cadenas. “Con estas especificaciones, ahora el tema de fondo se centra que si la alta cuota del mercado que concentran Mifarma e Inkafarma no generaría un aumento espontáneo de los precios, salvo que ambas cadenas incurran en prácticas de colusión similar a los sonados casos en Chile”, se preguntó en su momento el sitio especializado Perú Retail. La respuesta no se hizo esperar, y a fines del 2016 comenzaron las noticias respecto a los peligros de la concentración.

En una sentencia con fecha noviembre del 2016, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) multó a cinco cadenas farmacéuticas por ponerse de acuerdo en el manejo de los precios de medicamentos y otros productos. Además de las dominantes Inkafarma y Mifarma, fueron multadas las cadenas Felicidad, Fasa y Arcángel (bajo dominio estas dos de Mifarma). “La Comisión de Defensa de la Libre Competencia ordenó además como medida correctiva que dichas farmacias apliquen, durante tres años, un programa de acciones para evitar la reincidencia de conductas anticompetitivas”, informó INDECOPI. Indecopi acreditó que las cinco cadenas de farmacias mencionadas coordinaron para incrementar los precios de 36 productos farmacéuticos y afines, de diferentes marcas y en fechas específicas, desde enero de 2008 a marzo de 2009.

“La concertación de precios habría impactado negativamente en los consumidores debido a que en el período investigado, el 88 por ciento del gasto de los peruanos en medicamentos fue realizado en farmacias o boticas privadas, mientras que el 12 por ciento restante lo hizo en entidades públicas como el MINSA o EsSalud (programas públicos) y en clínicas privadas. En ese mismo período, las cinco cadenas de farmacias representaron el 72 por ciento de la venta de productos farmacéuticos”, detalló la entidad. Luego de la denuncia, las cadenas decidieron no apelar la medida, y pagaron las multas impuestas, lo que marca que en términos de costo y beneficio los ingresos por su postura dominante les sirvió para ganar más allá de lo pagado. La multa aplicada es de 2,6 millones de dólares.

Este escenario de concentración no se detiene, y este año se potenció, según los especialistas. En este sentido, el gerente de Inversiones y Asesorías Araval, Ernesto Aramburú, dijo lo que están haciendo los líderes del mercado “es seguir creciendo, no solo mediante la apertura de nuevos locales, sino a través de adquisiciones de la competencia, que en el caso de las farmacias se ha reducido a sólo dos grandes operadores”. En un mercado peruano que mueve alrededor de 1.500 millones de dólares, y según las estimaciones tiene aún “muchas posibilidades de crecer”. “La agresividad de los principales jugadores del sector no debería llamar la atención si se compara con los mercados de Colombia, México, Brasil o Chile, donde en promedio una persona gasta 138 dólares al año, contra 54 gastados de Perú”, concluyeron los análisis a los que accedió MIRADA PROFESIONAL.

En este escenario, funcionarios y legisladores prometieron medidas protectoras para el sector independiente. El presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso, Juan Carlos Gonzales, informó que su grupo de trabajo “adoptará medidas para evitar la concertación de precios en las farmacias”. “Basta ya, los peruanos tenemos derecho no solo a acceder a servicios de salud, también merecemos precios razonables y accesos a medicamentos genéricos”, indicó el legislador. Pese a estos enérgicos dichos, hasta el momento el mercado sigue en manos de estos dos grandes jugadores, y las medidas de protección brillan por su ausencia. Como en todo el continente.

FUENTE: MIRADA PROFESIONAL